La Magia de la Resonancia – Mi perra trabaja conmigo

Hoy os cuento una anécdota de hace ya dos años, una en la que mi perra es mi ayudante. Es la magia de la resonancia, mi perra trabaja conmigo siempre y cuando le interesa lo hace patente. 
 
Esta fue una de mis inspiraciones para crear el programa BioMASCOTAS con sesiones especiales para nuestros amados compañeros peludos.
 
No es la primera vez que se anima a intervenir en las sesiones online, pero éste fue un caso muy especial.
 
En una sesión de entrenamiento, trabajamos en el árbol de mi cliente y, al nombrar a la abuela paterna, mi perra, de un salto, se sube encima de mi y «se planta» delante de la webcam.
 
La consultante la ve y me dice que le gusta mucho (ella tiene varios animales en casa, perros, pájaros, etc.) 
 

Yo le digo: «si la perra está aquí y no se quiere ir, es que aquí hay algo con la abuela.»

Efectivamente, tanto la abuela como su hijo, el padre de la consultante, son dobles de mi cliente. Me cuenta que su abuela perdió la cabeza, y se quedó haciendo como si amamantara a una muñeca (que mi consultante aún tenía)  y que era del tamaño de un bebé.
 
En su investigación, descubrió que la madre de su abuela, es decir, su bisabuela, había fallecido dándole el pecho a su hija.
 
Así, este bebé que es la abuela, recoge el programa de su madre y lo transmite a su hijo, quien es padre de la consultante, después de tres abortos.
 
En el árbol, ella se ha dibujado a sí misma justo debajo de su abuela y su bisabuela; se aprecia que la carga «recae» sobre ella.
 
En la dinámica terapéutica, se reúnen las energías de los tres y aparece también la bisabuela.
 
Cuando mi cliente se permite sentir sus sensaciones corporales, entra en un profundo resentir, que le hace soltar muchas emociones y reconectar memorias bloqueadas en diversas zonas del cuerpo: manos, pecho, hombros…

A medida que va recuperando la consciencia, ve justo delante suyo una fotografía antigua, de su padre y de su abuela….con un perrito blanco…. y dice que es idéntico a la mía!

No hace falta explicar el torrente de emociones que ha podido vivir e integrar en esta sesión, pues la consultante no ha podido tener sus propios hijos, reparando así a la bisabuela, que los dejó huérfanos recién nacida su última bebé, y muriendo con ella en los brazos.
 

Fuente: Mi antiguo Blogger Bioneuroemociónenmadrid

Si te emociona esta historia, estás comenzando a entender el lenguaje del inconsciente, recuerda pedir tu cita en info@pazdelreal.com

 


QUIERO UNA CITA ONLINE


Transforma tu vida, pídenos información sobre el Programa GENEALOGY & BIO COACHING®

 

 

Estoy al otro lado ¡chatea conmigo!