El Caso de la Muñeca

En el caso de la muñeca os comparto la historia de una mujer que viene a consulta porque quiere quedarse embarazada.
Ha recibido donación de óvulos, a pesar de que ella no tiene ningún problema con los suyos, y sufrió un aborto de esta gestación.
 

La Primigesta Añosa

Confiesa que ha sido etiquetada como PRIMIGESTA AÑOSA, término acuñado para definir a las mujeres que buscan su primera gestación con más de 35 años.

Esta simple definición causa en la mujer una gran desvalorización e impotencia, ante la posibilidad de no lograr un embarazo, o bien de malograrlo, una vez concebido.

Aquí tenemos un claro Conflicto de Diagnóstico, o lo que es lo mismo: el médico determina con simples palabras cuál es el poder o la capacidad del paciente.

La nueva creencia que se instala en la persona, dispara posibles memorias de enfermedad o sufrimiento, (tanto personales y ancestrales como colectivas) que duermen en el inconsciente.

Hablándome de su marido, ella reconoce que él no tiene un esperma excelente para la reproducción, circunstancia no casual, pues los complementarios siempre se atraen.

 

¿Cuál es su Proyecto Sentido Gestacional?

Relata sobre su Proyecto Sentido Gestacional, que ella fue una hija muy deseada. Tanto, que su padre le regaló a su madre una muñeca, preciosa y de ojos azules, así como más tarde ella sería al nacer! Tanta felicidad colmó a la pareja que la mamá la cuidó como si fuera esa preciosa muñeca, pero una muñeca viviente.

Al preguntarle sobre su historia personal, si había intentado antes ser madre… confiesa que no, que nunca lo había pensado, que permaneció soltera hasta los 45 años, y siempre estuvo cerca de su madre… y que le hubiera gustado poder cuidarla durante más tiempo.
 

Le informo de que ella es doble de su abuela materna, razón más que clara para ejercer de madre de su mamá.

Tiempo después de fallecer la madre, ella escoge como marido a un hombre que es doble de su madre, por fecha de defunción.
 
Es como traer a mamá de vuelta a la vida.

Así, ella tendrá alguien a quien cuidar, pues él tiene una enfermedad genética invalidante y progresiva, que la convertirá en la muñeca al lado de alguien a quien hacer feliz!

 

¿Hay mejor seguro para no tener que cuidar hijos propios que ser el cuidador de los «hijos simbólicos» o de los enfermos de la familia?

¡Os prometo que ella es igual que esta muñeca de la foto!

En este caso vemos de nuevo CODEPENDENCIA entre una madre y su hija. La relación con la madre y el Proyecto Sentido Gestacional de cada uno es algo muy importante en la liberación de la propia vida.

 

Fuente: Mi antiguo Blogger Bioneuroemociónenmadrid

 
Si sospechas que estás en una situación similar, escríbenos a info@pazdelreal.com

 


Pregúntame en www.pazdelreal.com

QUIERO PROFUNDIZAR EN LA RELACIÓN CON MI MADRE

Transforma tu vida, pídenos información sobre el Programa GENEALOGY & BIO COACHING®

Estoy al otro lado ¡chatea conmigo!