Prevención y Ciclos Memorizados ¿Qué son…?

Prevención y Ciclos Memorizados

¿Alguna vez te has preguntado por qué se repiten en tu vida, algunos sucesos, accidentes, desencuentros, comportamientos, que son muy similares, casi idénticos?

Como buen observador el psicólogo clínico Marc Fréchet desarrolló en el siglo XX esta poderosa herramienta que a los especialistas en psicosomática humanista de la escuela del Dr. Sellam nos ayuda claramente a identificar los patrones que, con precisión matemática, repetimos cada ciertos años, y nunca por casualidad:

Los Ciclos Memorizados

Tomamos como base de cálculo nuestra edad de autonomía, de nuestra emancipación del nido familiar. Así, podremos crear una gráfica que nos aporte pistas acerca de nuestro ciclo memorizado.

Por ejemplo, si te independizaste con 19 años, cada 19 años va a ocurrir algo en tu vida que te haga independizarte de nuevo, cortar lazos con algo o alguien, para volver a nacer a una nueva etapa vital.

Y no solo existe un ciclo, sino varios. Nuestro inconsciente registra una experiencia importante en nuestra vida y la archiva para «saber a qué atenerse» por si se volviera a producir. Como mecanismo de protección de la vida, es una estrategia muy efectiva ¿verdad?

Pero, pongamos un ejemplo basándonos en el anterior, es decir: suponiendo que la edad de segunda autonomía fue a los 19 años: Si me caí con la bicicleta a los 11 y tuve una lesión de rodilla, es posible que encontremos que, a los 30 haya tenido un accidente también, o quizás otra lesión de rodilla. Suena fuerte ¿verdad? puedes comprobarlo por ti mismo haciendo tus ciclos.

Es fundamental recordar que se registran y asocian los datos en forma simbólica.

En el ejemplo anterior, si a los 11 años vemos una caída que nos dejó postrados una temporada, a los 30 podríamos ver una «caída simbólica» relacionada con nuestra profesión, o con las finanzas.

Prevención y Ciclos Memorizados: Lo más importante a tener en cuenta no es la causa, sino el efecto o la consecuencia: que nos dejó «en dique seco».

Continuando con el ejemplo anterior: el siguiente ciclo sería a los 49 años y es muy posible que, si no se ha tomado consciencia plena del propio ciclo memorizado, y no se ha resuelto el origen de esta resonancia, alcancemos un tercer episodio de caída real, o simbólica.

Es por eso que la creación de una cronología de acontecimientos vitales es fundamental para prevenir aunque, una vez se hayan manifestado los síntomas, también podemos acceder a abordarlos con las técnicas de PNL, Relajación, Liberación Emocional, etc., con las que trabajamos habitualmente, o bien desactivar estas improntas o engramas, integrando la intención positiva de protección que tienen, y desactivando futuras resonancias.

¿Te has preguntado cuántas ocasiones de sanar nos podemos estar perdiendo por no prestarle atención a nuestra historia personal?

¡¡qué importante es conocerla para no repetirla!!

Abrir chat
Hola ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by