+34 911 430 361 info@pazdelreal.com

Testimonios de Éxito – Salud

Puedes complementar con Bioneuroemoción® el tratamiento de tus síntomas y problemas de salud. Nada mejor que verte reflejado en alguien que ya ha transformado su conflicto en una solución, alguien que ha desactivado la enfermedad, alguien que ha convertido su sueño en una realidad.  Estas historias reales te dan las alas para emprender, superarte y adentrarte en lo más profundo de tu alma.

Biodescodificacion de Tiroiditis Autoinmune – Hashimoto

Tiroiditis Autoinmune – Hashimoto

Estamos en Marzo del 2018… ¡Ay Paz, cuánto me acuerdo de ti! Me pasan unas cosas incréibles… hasta me he encontrado a una persona que me hizo mucho daño en pasado y he podido conversar con ella con tranquilidad, sin rencor, y he podido sentir por ella un profundo agradecimiento por reflejarme toda la basura que iba cargando encima… ¡Qué pasada! Este martes estuve en la consulta del endrocrinólogo y, un año después él sigue extrañándose de que todas las pruebas salgan bien (yo no…jejeje)  los niveles de TSH y todos los marcadores dentro de la normalidad.  Sigo asintomática y sin medicación.

Estoy conociendo gente muy diferente, nada que ver con lo anterior, me siento serena, tranquila y se que todo es el fruto de ser honesta y coherente conmigo misma, y de la comprensión y guía que recibí de tu mano. ¡Gracias Paz!

*  *  *  *  *  *  *  *

“Llegué a la consulta de Paz con un diagnóstico: “Tiroiditis de Hashimoto con nódulos tiroideos”. Según me dijeron, es de origen autoinmune, mi cuerpo genera anticuerpos con el único propósito de destruir y anular mi función tiroidea hasta desembocar en un hipotiroidismo crónico. El endocrino me comentó que tenía tratamiento pero que la inmunidad era para siempre y que sólo me daría la medicación cuando la tiroides comenzara a fallar.

Como tenía muy claro que no quería sufrir los síntomas asociados o terminar en el quirófano como mi madre, me propuse buscar ayuda para saber qué me quería decir esta enfermedad o mejor dicho, qué conflicto tenía que yo que resolver, puesto que la tiroides actuaba de mensajero del reino diciéndome: ¡psst, oye…, mírate que tienes un conflicto de tiempo…eso creía yo!

Para empezar este proceso por SKYPE, en la primera consulta ya Paz me hablaba del sentido biológico de este síntoma pero no me enteraba de nada, no sentía nada y no era capaz de relacionarlo con mi vida. Acto seguido, comenzamos a ver mi árbol TRANSGENERACIONAL y ahí Paz (con mano de hierro y guante de seda) comienza a destapar el tarrito de las esencias.

Por un lado, descubrimos mi PROYECTO SENTIDO de “Bastón de Vejez” y por otro, que soy doble perfecto de mi madre, una fotocopia, puesto que mi onomástica, es el día de su nacimiento… esto no lo sospechaba.

Así, no tengo un hombre cerca, ni hijos… ¿para qué… para sufrir? Vivimos con violencia en casa, mi madre la sufrió y todos la presenciábamos. Fue muy duro descubrir que este proyecto sentido implica también una inexistencia puesto que mi cometido es cuidar de mis padres en su vejez, lo que conlleva no desarrollar un proyecto familiar propio, es decir no tener pareja ni hijos… A pesar de tener mi propia casa, no vivo en ella, estoy cuidándoles excepto en las horas de trabajo.

De hecho, mis hermanos y yo somos una rama muerta, pues ninguno de los hermanos hemos tenido descendencia biológica, aquí se acaba la transmisión de información.

Entendí el sentido de mis expresiones y su relación con el tiempo: “Se me pasa el tiempo y no hago nada de lo que quiero”, “me siento estancada”, “es un asunto pendiente”, “no avanzo”, y le decía a mi madre: “no esperes nada de papá”. Como la glándula tiroides gestiona la velocidad del metabolismo, mediante sus propias hormonas, “quería” a nivel inconsciente que transcurriera lento (hipotiroidismo) hasta que el tiempo se parase y la tiroides deja de funcionar.

Por otro lado, el programa de desvalorización que he heredado de mi madre, ha sido el responsable de haber atraído a mi vida tanto ninguneo, rechazo y menosprecios, que no era capaz de enfrentar y que me generaban una gran impotencia y frustración. Todo ello lo viví en diversos escenarios de mi vida, por ejemplo: en mi familia al crecer en un ambiente tóxico en el que había violencia y maltrato por parte de mi padre hacia mi madre, en el colegio sufrí de acoso escolar, en el plano sentimental: relacionarme con hombres maltratadores, en definitiva un ataque hacia mí misma que no podía parar.

Cuando empiezas a agitar las aguas del inconsciente éste te tantea, es decir, te pone a prueba para saber si, de verdad, has tomado conciencia y actúas en consecuencia y coherencia. Y de un día para otro, no se hace de rogar. Si estás enfocada y alerta, “ves venir al toro” para evitar volver a actuar de la misma manera y así, no revivir lo que te ha generado tanto sufrimiento. Tú misma sabes si estás avanzando, o no, por el camino correcto en dirección al bienestar.

Gracias al PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO GENEALOGY & BIO COACHING® he comprendido la historia de mi pasado, he tomado consciencia del origen: soy YACIENTE de mi abuelo paterno y mi abuela materna, combinando historias de violencia y abandono. Es una comprensión profunda, siempre desde el amor y el agradecimiento porque perdonar, no es otra cosa que saber que no hay nada que perdonar.

El proceso es intenso porque estoy limpiando heridas no curadas y enterradas en lo más profundo de mi inconsciente, pero con las tomas de conciencia hechas en tan solo tres sesiones, ya he encontrado el para qué en mi vida de la Tiroiditis de Hashimoto y a toda la madeja que lleva incorporada ¡fue un auténtico regalo!

Un relato sobre los lastres que he soltado en este proceso:

El tiempo. Ya no espero nada de nadie. Respeto mis propios tiempos y como ahora los respeto, puedo respetar los tiempos de los demás. Respecto a mis padres, compaginaré mi atención hacia ellos con actividades que aporten bienestar a mi niña interior.

Los hombres. No espero nada de ellos. ¡Qué gran liberación! Ya no busco su reconocimiento, tengo valor por mí misma, no necesito su validación para sentirme bien. Ya no espero ser la elegida ahora soy yo la que decido si quiero estar con alguien, o no. Respecto al compi que me gustaba, he descubierto que no es para mí. Y no siento decepción por ello, tampoco por él. Al contrario, ahora soy yo la que tiene el control de la situación. Si no surge nadie que sienta una gran consideración y respeto por mí, prefiero estar sola. Y tan amigos.

El miedo. Me siento mucho más libre. Si alguien en el trabajo me dice algo para desvalorizarme, no veas ahora cómo contesto, me sale solo. Me permito ser irreverente si la situación lo requiere. Mal que me pese hay personas que piensan que ser educada es sinónimo de ser idiota. Total, al fin y al cabo, me van a criticar igual. He ganado seguridad y un gran respeto por mí misma. Mi niña interior lo agradece, porque la atacaron mucho. Está contenta porque ahora sabe defenderse. Es como decir, ¡aquí estoy yo! ¡con un par!

El ataque. Ya no lo percibo como antes y si alguien lo intenta, me defiendo, le contesto, rebato lo que sea con argumentos, no me callo. Esto antes era impensable y si lo hacía, sentía una gran culpabilidad. Saco la polaridad negativa del número 11… y se cagan, jeje.

El control. He soltado una gran cantidad de cosas, tema hombres, delegar en el trabajo, las críticas de los demás, el reconocimiento, etc. He comprendido que detrás del control sólo había miedo. Ese miedo lo he soltado y lo demás ha venido por añadidura. Me siento mucho más ligera.

La búsqueda compulsiva de reconocimiento. Que te valoren es agradable si viene de una persona sincera y por supuesto, lo agradezco. Sin embargo, antes de iniciar el programa de entrenamiento, era muy vulnerable a los halagos debido a la necesidad de reconocimiento que tenía. De hecho, volviendo la vista atrás, me he dado cuenta de que, en muchas ocasiones, los recibía con fines manipulativos, sobre todo en el área profesional.

Y lo mejor de todo… Hoy se ha confirmado mi traslado, ya es oficial. El director de mi departamento ha venido a decírmelo, me ha dado un abrazo y se ha emocionado. Estoy flipando porque fue uno de mis “verdugos” en el pasado.

¡SOY LO MEJOR QUE ME HA PASADO! sé que estoy siendo artífice de mi propia sanación y creadora de mi propio proyecto de vida. Érase una vez…un nuevo comienzo. Paz, que Dios te bendiga.

Carcinoma de Cérvix y VPH (Virus del Papiloma Humano)

Carcinoma de Cérvix y VPH (Virus del Papiloma Humano)

Inicié el entrenamiento con el Programa GBC por un primer diagnóstico de “Lesión Escamosa Intraepitelial de Alto Grado: HG SIL (CIN II-III.HPV)”, detectada al realizarme una citología rutinaria. Lo más impactante para mí fue hacer consciente que yo no estaba viviendo mi vida. Había toda una serie de programas, creencias y memorias emocionales antiguas, que no eran míos, pero que actuaban en mí y me dirigían en mis elecciones… Así que el hecho de que apareciera en mi cérvix un carcinoma respondía a un programa de mi TRANSGENERACIONAL.

Yo soy la reparadora de los conflictos de territorio más íntimo de las mujeres de mi clan por parte de los hombres, maltratadores y misóginos que no respetaron a sus mujeres, siendo ellas unas mujeres sumisas que permitieron esos abusos. Además, al estar en LINEA MAESTRA con mi padre y ser Yaciente de mi abuelo (su padre) también era la portadora de sus programas de abusos. Así, esto hacía que en mis relaciones de pareja eligiera a hombres con su mismo patrón de comportamiento.

Para colmo, también era la “no elegida” por los hombres y, por supuesto, no tengo hijos, algo muy común llevando estas memorias. De esta forma, estaban operando en mí, y se habían manifestado en mi cuerpo y en mis relaciones, todos los programas de reparación de ambos sexos. Con aquel diagnóstico inicial, y apenas dos semanas antes de que me realizaran todas las pruebas específicas en el hospital, comenzamos a trabajar.

El nuevo resultado médico fue la localización de un carcinoma y que “no existía infección viral por VPH”. La aparición del virus había llevado a cabo su cometido: había sido mi mensajero-amigo, entregándome la carta con la información de qué parte de mi cuerpo requería mi atención para ser sanada, y cuando me puse a trabajar sobre ella, con tan solo 2 sesiones, se marchó!

El protocolo médico en este tipo de lesiones, y para mujeres de mi edad (45 años) sólo tiene una única indicación: practicar una conización pero solicité un cambio de hospital, y conseguí que los nuevos médicos me realizaran controles trimestrales de seguimiento. Mientras tanto, continuamos con los trabajos de toma de conciencia de mi árbol familiar, corte de programas con mis ancestros, y devolución del PROYECTO SENTIDO a mis padres.

El pasado jueves, cuando fui a mi primer control trimestral, resultó que en la parte donde estaba localizado el carcinoma ahora ¡NO HAY NINGÚN TIPO DE LESIÓN, está dentro de los “hallazgos colposcópicos normales”. Quedan pendientes otros resultados, ¡pero esto ya es motivo de celebración!

Sinceramente, creo que si tenemos la capacidad de generarnos una enfermedad, también tenemos la capacidad de sanarnos conscientemente. El “problema” es que a esto último no nos han enseñado, y aprender significa tener que desandar casi todo el camino que llevamos hecho, lo cual es una dura tarea para la que se necesita tomar con uno mismo la decisión firme de querer cambiar, coraje y fortaleza; el resto nos irá llegando…

Si conectamos con nosotros mismos, con nuestra intuición, nuestro conocimiento y sabiduría interior, en definitiva.., ¡con nuestro poder! ¡Todo es posible!Desde lo más profundo de mi ser, quiero dar las gracias a Paz, por tu ayuda y guía! A todos mis seres queridos, por darme vuestro amor y estar siempre conmigo! Y al Universo, por todos tus regalos!

*En Julio 2014 , después de 2 meses de redactar este feedback, sus médicos le confirman que la lesión ha desaparecido por completo.

*En Octubre 2014, las revisiones realizadas por sus médicos confirman que no hay lesiones y ni tampoco rastro de VPH.

*En Octubre 2015 recibe el alta médica.

 

Biodescodificación del Síndrome de Fatiga Adrenal Extrema

Fatiga Adrenal Extrema

“Quiero contar mi experiencia como cliente de Paz y, que ojalá pueda servir a alguien que se encuentre desesperado, como yo me sentía. La sensacion de desesperación, de haber probado de todo, de ir de terapia en terapia, y no sentir que tu vida sea eso, una VIDA.

Padecía una FATIGA ADRENAL EXTREMA o fatiga crónica, con ansiedad (qué sería de nosotros sin etiquetarnos). Había visitado más de 15 médicos entre hospitales, internistas, psiquiatras, acupuntores, homeópatas y kinesiologos. Acudí a Paz casi por casualidad, yo no iba recomendado por nadie ni había oído hablar de ella. Simplemente me había interesado por el coaching, la PNL y últimamente me parecía interesante la bioneuroemocion.

Desde la primera sesión con ella algo se removió. La verdad es que lo mejor que hice fue ir sin expectativas. Cada sesión me sorprendía más. ¿¡Cómo iban a haber influido mis ancestros en mis comportamientos, si ni siquiera los he conocido!? Lo que sucedía en algunas sesiones era simplemente liberador. Darme cuenta de que he culpado a mi madre por no ser capaz de tomar decisiones como separarse de mi padre, y esa rabia me habia generado el ser incapaz de expresarme…y lo que no expresamos… se convierte en síntoma.

Darme cuenta de que perdí mis referentes, porque mi padre se marchó afuera a trabajar, me generaba un comportamiento de que para mi ser padre es abandonar a la familia, hasta el punto de que estuve apunto de separarme de mi mujer y de mi hijo. Además como no había tenido referente no sabía hacer de padre, y la relacion con mi hijo era distante.

Darme cuenta de que, cuando yo me convierto en padre, cumpliendo mi segundo ciclo celular memorizado, se me agotan las suprarrenales. Además, debido a que yo no habia vuelto a conducir porque me agotaba… fue impresionante, cuando Paz me preguntó que mirara en mi CRONOLOGÍA PERSONAL ¿que había pasado con 14 años? Ostras! Le cogí el coche a mi padre y me choqué!!! No olvidaré la sensación que recorrió mi cuerpo.

Darme cuenta de que soy doble de mi abuela y que ella fue abandonada por su madre y su padrastro, y que su padre habia desaparecido, me ayudó a integrar a mi bisabuelo en el clan, pues había sido también un excluido…

Podría seguir, porque cada sesión ha sido un descubrimiento. El impacto que todo esto ha tenido en mi vida ha sido tremendo. La relación con mi padre ha cambiado sin hacer nada con él. Mi hijo y yo disfrutamos juntos. Mi mujer y yo tenemos ahora una relación de verdad y esperamos nuestro segundo hijo… Mi salud a dado un giro de 180°. Y lo que me queda… es parte de mi evolución.

Pero lo más importante es que he aprendido a tomar las riendas de mi vida (y eso que me ha costado). Me he hecho responsable de mis decisiones y en cuanto algo pasa, mi cuerpo me lo muestra. Es como un aviso que he integrado. Cuando te das cuenta que la coherencia entre lo que sientes, lo que piensas y tus acciones, es el verdadero equilibrio, tu intuicion es quien te guía. Tu autoreferencia es lo único que necesitas. Porque el auténtico poder está dentro de ti, y a mi Paz, me ha ayudado a descubrirlo. Este es un camino de no retorno, de aprendizaje continuo. Sólo puedo dar las gracias y ser consciente de que esto sigue.”

Biodescodificación del Síndrome de Colon Irritable

Síndrome de Colon Irritable

“Desde hace tres años y medio he sufrido un dolor terrible. El proceso que me trajo a esta terapia fue este fuerte dolor en la parte derecha del abdomen. Después de varios meses sufriéndolo acudí al especialista del aparato digestivo y me diagnosticó COLON IRRITABLE.

He tomado medicamentos, me he puesto a dieta… y nada! Siempre he sido una persona con mucho stress emocional, preocupada por todo, lo cual me perjudicaba aún más. El dolor era tan intenso y duradero que empezó a influir en mis relaciones personales y mi carácter era insoportable. Yo nunca había probado este tipo de técnicas, ni siquiera sabia que existían. Aplicándolas, me di cuenta de que no sabía poner límites en mis relaciones y me cargaba con muchos temas pendientes de mi madre.

He logrado mejor calidad de vida, paz interior, controlar mis impulsos y no preocuparme por cosas que ni siquiera sé si van a suceder. Y, en cuanto al dolor, mi sorpresa fue que ha desaparecido totalmente y he recuperado la alegría y la ilusión de que, en esta vida, con voluntad, todo esta a tu alcance.”