El Caso de Kiko – La Lógica de un Perro en Casa 

Hoy os relato un caso muy especial. La lógica de un perro en casa. 

Todo informa cuando tenemos una mirada clara y podemos observar de forma neutral.

Cuando el cliente está listo para realizar observaciones lógicas, no necesitamos mucho tiempo de consulta… y en esta ocasión, dedicamos exactamente 10 minutos a observar esta experiencia de Isabel… y el nudo se deshace, la emoción distorsionada ya no existe.

Los recursos lógicos suelo aportarlos a los clientes que ya han entrenado conmigo previamente, y que han recibido las clases que les van a permitir hacer sus propias bajadas de frecuencias, en su día a día.

Isabel me llama para tratar un estado emocional difícil. Me cuenta que ha decidido comprar un perro. En la casa en la que han vivido durante varios años no estaba permitido tener mascotas así que, ahora que están en plena mudanza a una nueva casa y se han asegurado antes de que pueden tener perro, se deciden a buscar uno muy especial. 

Encuentran un pequeño cachorro de Spitz de Pomerania, del cual toda la familia se enamora. En total, 17 días de convivencia que han terminado con su devolución al criador. Se trataba de un macho dominante y agresivo… por supuesto, es demasiado para unos primerizos.

Isabel se siente muy mal, demasiado mal para una experiencia de 17 días como adoptante de un perro, y sin duda se encuentra ante un duelo exagerado, por haber tenido que devolver al cachorro.

Cómo sería la fiera que incluso el veterinario le recomendó devolverlo porque no era un perrito muy “normal”. 

Ahora os voy a relatar lo que hemos observado, desde la perspectiva lógica, esta mañana. 


Observación y bajada de frecuencias

Os informo de que constantemente nos vienen frecuencias durante la observación, por lo tanto, si no estás familiarizado con ello, no le vas a encontrar sentido a lo siguiente, pero no importa ¡todo es perfecto! 

El perro 76 es un Spitz 94 al que deciden ponerle el nombre de Kiko 47. 

Observamos las frecuencias que a Isabel le resuenan con mucha carga 47 loco, del 94 manicomio. Justo el perro nace el 31 de Diciembre, aniversario del día en el que un familiar cercano llamado Antonio 91 tiene un accidente que le provocará demencia 94 delirios 94 y bipolaridad 94. 

Al ver la foto del perrito le digo que me parece que tiene cara de murciélago, y revisando la frecuencia de “cara de murciélago” observamos 140 transexual. 

Le pregunto a Isabel que si todo esto le dice algo… al principio no, pero en seguida se da cuenta de que Antonio se casó con una mujer llamada Antonia, es decir, dos unidos por ser iguales pero de distinto género. Ahora están separados, y Antonio vive entre el internamiento en un centro de salud y su casa, pero no tiene mucho contacto con la familia.

Al igual que perro, hermano es 76 y justo Isabel es doble de su familiar Antonio así que, en realidad, Isabel 49 se trae a casa a su doble/hermano loco que necesita amor 49 (inversión de 94). 

En ese instante se cierra el conflicto y la tangente que Isabel abrió en su deseo de adoptar el perro, había algo mucho más profundo en su interior.

Hay mucho para observar cuando estamos disponibles… todo nos habla y nada tiene carga.

 

 Si eres amante de los animales y tienes mascotas, te presento mi Programa BioMascotas, donde podrás tratar cualquier enfermedad que sufra tu mejor amigo. 

Fuente: Mi antiguo Blogger Bioneuroemociónenmadrid
 
 

¿Te gustaría conocer esta perspectiva lógica? la incluyo en todos mis Programas de Entrenamiento, si estás listo para recibirla…

QUIERO APRENDER RECURSOS LÓGICOS

Transforma tu vida, pídenos información sobre el Programa GENEALOGY & BIO COACHING®