Testimonios – Beatriz Peña y los duelos bloqueados

 

Esta semana hemos recibido el testimonio de la experiencia de Beatriz Peña y los duelos bloqueados.
Llamamos duelos bloqueados a todas las pérdidas que no han sido elaboradas desde el desapego, con amor, atención, y con a una guía especializada.

 

¿Por qué duelen las pérdidas?

El dolor, la afliccion es la emoción natural que sentimos para poder procesar una pérdida, para dejar ir y desapegarnos, pero es una cuestión energética y emocional, no tiene nada que ver con el pensamiento ni con el intelecto.
El vacío que se genera al «pensar» que esa persona ya no estará es insufrible, entonces la persona entra en la negación y posteriormente en la elaboración de pensamientos compensatorios.
Si no realizamos un duelo muy consciente, el dolor que causa se irá amontonando, durante una vida entera.
Para Beatriz, la pérdida de su madre, hace ahora un año, fue la gota que colmó el vaso.
Nosotras fuimos compañeras de colegio, así que le dije… manos a la obra…ya estás tardando!!

LAS CONEXIONES EN EL ÁRBOL TRANSGENERACIONAL

La sensación de pérdida está muy arraigada cuando vivimos en una fidelidad familiar inconsciente y si además estamos conectados a esos familiares con un vínculo especial, como por ejemplo ser dobles o líneas maestras, la cosa empeora.
Beatriz es doble de su madre, pero también lo es de su padre, y también se da la circunstancia de que la madre de Beatriz fallece en el día del cumpleaños de la abuela materna (de su propia madre).
Observamos así una programa de fidelidad a la madre que va más allá de lo saludable para Beatriz.
Así que, en la primera sesión, realizamos el proceso de duelo, pero con todos ellos…
Esta clase de proceso es muy rápido y profundo, y le devuelve a la persona la percepción clara y limpia del proceso de la vida, y convierte el dolor en gratitud, para poder sentir el acompañamiento sutil de estos familiares.
¡Muchas gracias Beatriz, por ser tan generosa y compartir tu experiencia!

El Testimonio de Beatriz, en primera persona.

«Después de un año inmersa en el llanto y el duelo más triste, de forma casual , y eso que las casualidades no existen, me cruzo con Paz en Facebook y decido dar la mano a quien me ofrece ayuda. 

Y menos mal que cogí su mano y empecé el entrenamiento con Genealogy y BioCoaching con ella.

Es muy complicado decir adiós a una madre tan grande como la mía, que fue madre y padre a la vez, desde que falleció mi padre, en 1977, cuando yo sólo tenía 14 años….. en plena adolescencia.

Mi primera e inexplicable sesión con Paz me llevó a encontrarme con mi madre, mi padre y mi abuela… tal y como descansaban en mi subnconsciente. 

En realidad hice un duelo por los tres (y sin realidad virtual) mediante una poderosa visualización e inducción.

Un duelo por tres personas cruciales en mi vida y de las que no me había despedido bien. Paz me ayudó a soltar la pena, la sensación de abandono y la rabia acumulada por todo ello.

Lo cierto es que no me tenía que despedir, porque ahora sé de verdad que siguen conmigo, y que están orgullosos de mí.

Saben que hago todo lo que puedo para honrarles a ellos y a todas las personas de mi clan, vivos o muertos, porque todas las relaciones que tenemos con la gente que queremos jamás se acaban, seguirán viviendo por siempre jamás.

No hay nada que romper y nadie del que despedirse para siempre. Ahora lo sé. 

Tenía tantas ganas de encontrar la paz interior y dormir toda la noche de un tirón….»

Beatríz Peña

 


 

Si quieres un apoyo emocional y un entrenamiento para tu bienestar, escríbeme a : info@pazdelreal.com

Transforma tu vida, pídenos información sobre el Programa GENEALOGY & BIO COACHING®

 

 

Estoy al otro lado ¡chatea conmigo!


Vivir es Compartir
error

Si te gustó, compártelo!

Abrir chat
Hola ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by