Testimonios – Proyecto Sentido Gestacional

El Proyecto Sentido Gestacional del hijo pequeño de Rosa había sido: «mi deseo es que sea una niña».

Para comenzar la semana, hoy comparto este testimonio de una madre que acude a consulta para conocer el origen de las rarezas de su hijo pequeño de cinco años de edad, que además tiene un “testículo retráctil«.

En la exploración, la madre reconoce que deseaba una niña, para vestirla de rosa y ponerle lazos y estampados.

En el momento en que la ecografía confirmó que era un varón, sintió una rabia inmensa y una gran frustración, pues ya tenía otros dos hijos varones.
Durante la sesión liberó muchísimo su resentir y pidió perdón a su hijo, reconociéndolo como varón y dándole pleno derecho de expresarse de forma masculina. Por supuesto que ese pequeño nunca hubiera estado a la altura de las expectativas de su madre, antes de esta sesión.
Se le avisa que su árbol podría generar condiciones para la homosexualidad, pues las mujeres no tienen cabida en el clan y las que hay son masculinas y ejercen de «cabeza de familia”.

Tan sólo un hombre “muy sensible” podría llevar esa carga para liberarla, con la consiguiente frustración y confusión para el niño varón que la hereda.

Un espectacular cambio se ha producido tras la sesión, incluso sobre la enuresis del hermano mayor, de 7 años de edad, ya uno de los programantes de la enuresis es la rabia del sistema, y su contención durante el día, para liberarse durante la relajación nocturna.

Como siempre, agradezco la generosidad de estas personas que gustan de compartir su experiencia en beneficio de todos.

¡Gracias Rosa!


EL TESTIMONIO DE ROSA

“¡El cambio ha sido desde el primer día!  Mi hijo era un niño que todo lo decía y lo pedía lloriqueando. Cuando sus hermanos le molestaban, también lloriqueaba, ni siquiera lloraba.

Era un niño al que le costaba relacionarse con los demás niños, incluso con los niños de su clase. Tenía una amiguita con la que le gustaba estar, pero no con los chicos. Si íbamos al parque con los amigos, él o no jugaba o jugaba sólo con sus hermanos y cuando otros le hablaban nunca miraba a la cara, retiraba la mirada, apartaba la cabeza, no contestaba, no decía nada.

Desde la mañana de después de la sesión, el cambio ha sido muy visible, pues se han acabado los lloriqueos, puede hablar más alto, y gritar a sus hermanos, ¡sin ese lloriqueo desquiciante!

Y cuando ha salido del cole, lo primero que me ha pedido ha sido invitar a un amiguito de clase a comer a casa. Yo le he dicho que sí, pero que se lo dijera a su mamá para saber si le dejaba venir, y él ni corto ni perezoso, se ha dirigido a la mamá y se lo ha pedido: La ha mirado a la cara y le ha hablado. ¡¡¡¡ Que paso tan importante !!!

Por la tarde se ha ido al parque con sus amigos del cole y ha jugado con todos los niños, como uno más, algo que nunca había ocurrido hasta ahora.

Su hermano mayor, también ha cambiado su actitud con él. Antes le despreciaba, le apartaba siempre de su lado con mucha rabia y ahora ya no es así, no tiene esa energía dentro. De hecho, antes se orinaba en la cama, y lleva dos días levantándose seco, incluso se levanta para hacer pis, algo que tampoco había hecho nunca, y lo hace como algo normal, como si lo hubiera hecho toda la vida.
Incluso me ha permitido el acercamiento físico, pues hoy le he dado un masaje por todo el cuerpo con crema, se lo ha pasado genial, y le ha encantado. Yo nunca le podía darle crema, porque casi no me dejaba tocarle. 

Son muchos cambios que hacen el día a día más maravilloso. Gracias Paz!»


 

Si quieres un apoyo emocional para aprender a observar a tus hijos, desde otra perspectiva, escríbeme a : info@pazdelreal.com

Transforma tu vida, pídenos información sobre el Programa GENEALOGY & BIO COACHING®

 

 

Estoy al otro lado ¡chatea conmigo!


Vivir es Compartir
error

Si te gustó, compártelo!

Abrir chat
Hola ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by