Compárte en tus redes sociales
Buffer this page
Buffer
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

UN RITUAL DE RECONOCIMIENTO A LOS ANTEPASADOS

 

Se acercan unas fechas muy adecuadas para realizar algún ritual de duelo y de recuerdo a nuestros antepasados.

Y es que muchas de las personas que veo en consulta no disponen de datos objetivos y claros sobre sus antepasados, como por ejemplo las fechas de nacimiento o de defunción, quizá los nombres, etc…. pero sí que pueden realizar algún bonito ritual en estos días especiales, porque están impresos en nuestro inconsciente colectivo.

Incluso, algunos  podemos recordar que, en nuestra infancia, veíamos en casa cómo se preparaban lamparitas de aceite para darles luz a los familiares ya fallecidos. En la tradición se suponía que muchos de ellos vagaban aún por la tierra, sin encontrar el reposo eterno.

El Día de Difuntos es el 2 de Noviembre

Se trataba de recordarles en un día especial, el de la Conmemoración de los Fieles Difuntos que es una costumbre de carácter internacional. Cada cultura tiene sus propios rituales, ni que decir tiene que lo que a tí te resuene más será siempre lo más adecuado.

Y es que nuestro inconsciente, ese enorme y bizarro campo de información que está conectado con el inconsciente del clan familiar y, a su vez, con el inconsciente colectivo, conoce y suelta lo que tiene que dejar ir….

Y desde una perspectiva lógica, estamos integrando otros diseños que no habíamos contemplado, que nadie observó antes…

 

Un Ritual para Consagrar a los Antepasados

Elige el día que sientas adecuado para consagrar a tu ancestro (puede ser una fecha suya, como su nacimiento, fallecimiento, día de su santo, etc).  Déjate llevar por tu intuición para escoger esa fecha.
 
Coloca una foto suya, una esquela, o un símbolo, algo que te recuerde a él (que sea fotocopia, no un original).
Junto a él, enciende una vela de 24 horas. Al otro lado de la vela, coloca tu propia fotografía, y que ambas imágenes puedan mirarse mutuamente. 
 
En este altar que has creado, dedica ese día a honrar y reconocer a tu antepasado, como tú lo sientas. Durante el día, en plena conciencia, cada vez que pases por delante vas alejando tu foto de la suya, dejando la vela junto a él. 
 
Al final del día, las fotos han de quedar separadas, una en cada extremo de la mesa o mueble donde preparaste el altar. Antes de dormir, coloca las fotos mirando hacia ti, de forma que ya no se estén mirando.  Ve a dormir en plena consciencia de que esa noche, tu inconsciente hará la despedida.  Puedes rezar, meditar… lo que tú sientas.
 
A la mañana siguiente, incinera la foto o la esquela y lléva sus cenizas a un curso de agua, a un río, y arrojalas allí como despedida.
Espero que este ritual te guste, yo lo siento muy coherente, y es el que recomiendo a mis clientes para hacerlo en el momento adecuado.
 

¡Si te gustó, compártelo!

 

Fuente: https://bioneuroemocionenmadrid.blogspot.com

 

¡Cuéntame tu caso, te puedo ayudar!

 

Transforma tu vida, pídenos información sobre el programa GENEALOGY & BIO COACHING®

 

 

Estoy al otro lado ¡chatea conmigo!

Sigue las recetas de #mibotiquin18

Vivir es Compartir
Compárte en tus redes sociales
Buffer this page
Buffer
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
×
Hola ¿en qué podemos ayudarte?

Si te gustó, compártelo!