El Caso de Pinocho – La Mentira por Fidelidad al Clan

 

Hoy comparto una sesión muy interesante, dentro del entrenamiento con el programa GENEALOGY & BIO COACHING de uno de mis clientes, y como veréis, tiene mucho que ver con el personaje Pinocho. 

Daniel ya conocía el programa pero, hace casi dos años, no tuvo la oportunidad o la implicación suficiente para arrancar. Esta semana santa me contactó para comenzar.
 
Fue muy revelador que el motivo de consulta fuera su ansiedad y descontento en el trabajo. En esta ocasión fuimos a observar su lugar en la familia, primogénito y deseado.
 

Su padre siempre le dice: «tú tienes que ser mejor que yo» y qué curioso que su padre también se llame Daniel.

Él vino a España para prosperar y es la persona que está facilitando que su familia pueda tener una vida mejor en su país de origen, en ese momento toma conciencia de que está haciendo de padre-proveedor para sus padres y hermanos.

¿Dónde está la gran incoherencia de Daniel? Por más que piensa no conecta con la raíz de su ansiedad, de su miedo. Lo que realmente le aterroriza es que se den cuenta de que es gay.
 
Nunca lo dijo, mantiene lejos esta condición, aunque cuando salió de su país lo hizo con la firme decisión de ser libre, pero ya le ahoga mentir durante tanto tiempo.

A mi no deja de llamarme la atención un PINOCHO de madera que siempre veo detrás de él, sobre una estantería, (la sesión fue online), y le pido que ponga el muñeco delante suyo y que me cuente lo que sabe de él.

Dice que el muñeco es de su compañero de piso…. pero claro, por algo está ahí, delante de mis ojos…
 
Me cuenta que Pinocho era un muñeco de madera, al que le crecía la nariz, poco más. Al contarle yo la historia de Pinocho, Daniel toma conciencia de que fue construido como una marioneta, pero Gepetto su creador deseaba que cobrara vida, para colmar sus deseos, como si fuera un hijo, Pinocho se llevó grandes desilusiones y vivió muchas desventuras.
 
Le pregunté: ¿en qué te pareces a PINOCHO? lo curioso es que sí conectaba con la la sensación de sentirse marioneta. Veía que en su Proyecto Sentido Gestacional traía la carga de vivir como su padre quería. Pero nada más.
 
… ¿a quién le mientes? le pregunté… por fin cayó en ello… Efectivamente, le miento a mi familia acerca de quien soy, y me miento también a mí mismo, estoy viviendo un papel.
No soy capaz de desvelarles mi orientación sexual.
Vemos que Daniel es doble de su abuela, quien recibió en vida los malos tratos de su marido, de nuevo encontramos que la desvalorización de las mujeres está presente.
 
Daniel me confiesa: mi madre me dice siempre que yo soy muy especial…
 
Y yo me pregunto: ¿es posible que ella sí le vea tal y como es, y no como la función que tiene que cumplir? 
 
En cierta medida, todos somos marionetas interpretando personajes… ¿has elegido el tuyo?
 

Puedes leer otras consecuencias del maltrato en el transgeneracional, AQUÍ hay un post que te puede interesar. El testimonio de Esperanza

Fuente: Mi antiguo Blogger Bioneuroemociónenmadrid
 

Si quieres deshacerte de las ataduras inconscientes y ser libre, cuenta conmigo en: info@pazdelreal.com

QUIERO RECONOCERME COMO SOY

Transforma tu vida, pídenos información sobre el Programa GENEALOGY & BIO COACHING®

 

Estoy al otro lado ¡chatea conmigo!