Testimonios – La Música No Se Toca

Este es el feedback de una de mis clientes, una mujer con una fuerte e indiscutible vocación musical. En una de las sesiones del Programa de Entrenamiento Genealogy & BioCoaching® ha descubierto y resentido tantas programaciones y memorias, por ejemplo ha descubierto que en su casa la música no se toca.

Siendo yaciente de su abuela materna, ella ha recibido toda clase de desvalorizaciones por parte de su madre, incluso se les olvidaba su cumpleaños, en fin, se trata de una infancia muy infeliz.

Comparto esta toma de conciencia con vosotros, espero que os resulte enriquecedora. Mi agradecimiento para ella y para todo su árbol, y por la resonancia conmigo, en este aspecto musical.

Si quieres conocer el original tratamiento de Rocío para tratar a su niña interior, te recomiendo leer el post: Testimonios- Un buen tratamiento para el bebé y el niño interior


 
«Hoy he descubierto dónde está el programa de bloqueo que me impide llevar adelante mi carrera en la música.
 
Cuando mi abuela murió, ya no se podía escuchar música en casa. Mi abuelo lo prohibió….Mi madre y sus hermanas tenían una radio pequeña, que encendían cuando él no estaba pero, un día las pilló y las pegó por haberla puesto. 
 
En esta sesión, el resentir me vino con mucho dolor sobre todo, en el corazón. Durante la relajación, conseguí que se hiciera una fiesta en la casa de mis abuelos y se me diera la bendición para poder cantar.
 
Mi abuela materna, que estaba presente, se vistió con un vestido de flores rojo, y no quería irse, ni tampoco recibir mis cargas. Yo soy su yaciente y quería hacer un buen duelo, por ella y por mí. 
 
Recordé por el camino a casa que en mi familia estaban convencidos de que su muerte fue una negligencia médica, aunque les dijeron que fue por la obstrucción de la aorta. Eso me hizo reflexionar del por qué mi abuela quizás no se quería ir, durante la relajación de esta sesión.
 
No recordaba la negativa de mi madre a que yo cantara, y a que estudiara. En varias ocasiones me tiró los libros, me interrumpía cuando estudiaba, o me criticaba cuando cantaba. 
 
A los 11 años, cantando en un concierto, me quedé en blanco, y mi madre me dejó en ridículo delante de todos. Esto me marcó durante un tiempo, me costaba volver a cantar, pero un día cogí la partitura y hasta que no le tomé cariño no paré de cantarla. Ahora es una de mis canciones favoritas. 
 
Pues bien, mi madre, a los 11 años, fue enviada a trabajar a Madrid… supongo que ahí se terminaron todas sus ilusiones y sueños…

Cuando entré en la Escuela Superior de Canto, la primera profesora se llamaba Elena y me hizo la vida imposible, hasta que me marché de clase. 

Ella se llama Elena, como mi madre, y fui a dar con un profesor que se llamaba Jaime, igual que mi padre…..Con él estudié un tiempo y, al finalizar la carrera y examinarme, volvió a aparecer Elena, en el tribunal… y me suspendió. 

En septiembre aprobé, con mucho coraje, ahora me doy cuenta de cómo se repiten los programas que me han estado limitando….he sentido mucha rabia e impotencia por no realizarme en mi pasión. 

Ya se de dónde viene todo esto. Decirme a mi misma que no estoy preparada, que no valgo, que ya soy mayor, que lo hago mal. Sentir decepción y miedo.»

 

Fuente: Mi antiguo Blogger Bioneuroemociónenmadrid
 

Si tu vocación no prospera, si tienes dificultades en tu profesión, si te sientes identificado con este caso, pide tu cita en info@pazdelreal.com

 

QUIERO DESBLOQUEAR MI VERDADERA VOCACIÓN

Transforma tu vida, pídenos información sobre el Programa GENEALOGY & BIO COACHING®

 

Estoy al otro lado ¡chatea conmigo!


Paz del Real